Próximamente…

aw-books-gif-harry-potter-Favim.com-1509454

Esta es solamente una entrada para despertar al blog de su letargo. Quiero volver a centrarme en los libros, he estado leyendo bastante e informándome de las últimas novedades para poder seguir actualizada en el mundo literario. Después de tanto tiempo que he dejado este campo apartado y me he centrado más en el del anime, me resulta un poco duro volver al blog de libros. Estoy segura de que gradualmente le cogeré el truco nuevamente, es solamente cuestión de constancia, algo que se me da horrible, lo admito, pero me comprometo a cambiar eso y tratar de mantener el blog lo mejor posible, con entradas que no se limiten solo a las reseñas, sino también a las novedades mensuales que me vayan interesando y que añadiré a mi wishlist. También tengo que hacer muchísimas reseñas, con el mero hecho de pensar en todos los libros que he leído y que no he hecho reseña aún siento que me voy a morir del estrés. Tengo pensado hacer comparaciones de libros y sus adaptaciones, indicando sus diferencias y sus parecidos, cuán fiel es la película a la obra original, y al final añadiré mi opinión personal acerca de cuál considero mejor. ¡Quiero hacer tantas cosas con El océano de las palabras que con el mero hecho de escribir mis planes me invaden las ganas de llevarlos inmediatamente a cabo!

Espero poder ir pensando poco a poco en otro tipo de entradas más originales y que puedan interesar a aquellos que me lean, si se os ocurre algo, podéis dejar en los comentarios vuestras ideas, siempre agradezco cualquier aportación. Alguno de estos días quiero publicar una entrada de un debate sobre los libros juveniles y el New Adult, son dos cosas de las que tengo mucho que comentar. Al igual que dentro de poco pondré mi lista de intercambio actualizada y el nuevo correo electrónico por el que podéis mandarme el título del libro en el que estéis interesados.

Anuncios

Diario del búnker | Kevin Brooks

Título: Diario del búnker.

Autor/a: Kevin Brooks.

Editorial: Destino.

Saga: Autoconclusivo.

Precio: 15,95 €

Nº Págs: 304

Sinopsis:

 

«Estoy en una vivienda de techo bajo, toda ella de hormigón encalado. A lo largo del pasillo principal hay seis habitaciones. No hay ventanas. Ni puertas. Sólo se puede entrar en el ascensor. ¿Qué me va a hacer? ¿Qué voy a hacer yo?» Linus, un joven de dieciséis años, se despierta atontado en un búnker. Lo han secuestrado. No entiende por qué. Nadie se comunica con él. Su único contacto con el exterior es un ascensor que baja cada mañana con provisiones. Días más tarde en el ascensor aparecen otras personas a las que también han secuestrado. No tienen nada en común entre ellos. ¿Qué quiere el secuestrador?

 separador

SOBRE EL AUTOR

Kevin BrooksKevin M. Brooks (nacido el 30 de marzo de 1959, en Pinhoe cerca de Exeter, Inglaterra) es un escritor inglés conocido principalmente por sus novelas Lucas (ganadora del North East Book Award en 2004) y Martyn Pig (ganadora del Premio Branford Boase en 2003). Recientemente ha publicado Diario del búnker, una novela que ha sido publicado en 9 países por las editoriales más prestigiosas, en España ya lo ha sido por Planeta.

 separador

“10.00 de la mañana. Esto es todo lo que sé. Que estoy en una vivienda de techo bajo, rectangular, toda ella de hormigón encalado.”

Diario del búnker es un libro que atrae irremediablemente por su cautivadora sinopsis, por ello fue por lo que me hice con él pese a que en la contraportada se compara con La naranja mecánica, detesto cuando se comparan unas novelas con otras, son diferentes libros supuestamente, las editoriales no tienen por qué poner semejantes cosas, y menos aún cuando no se parecen en nada. Sin embargo, hubiera estado más de acuerdo si, en vez de poner la obra mencionada anteriormente, hubiesen puesto que es parecida a El corredor del laberinto porque los parentescos que comparten son demasiados y muy evidentes, parece que el autor cogió la idea de James Dashner pero, ahora, lo ambienta en un búnker con sus propios personajes, sin ninguna explicación acerca de lo que está sucediendo y repleto de personajes secundarios totalmente planos. Cuando iba por la mitad del libro y todavía seguía sin haber ninguna contestación a todas las preguntas que el autor nos había formulado, lo que pensé fue que Kevin Brooks quería transmitir algún mensaje pero nada más lejos de la realidad. En una entrevista con Brooks él mismo reconoce que su intención no fue en ningún momento aportar mensajes, según él, no es nadie para decirle cómo debe vivir la vida otra persona. Entonces, ¿qué diablos pretendía escribiéndolo? Porque no hay ningún tipo de respuestas, tiene una historia calcada a El corredor del laberinto, con un final que deja, ya no muchas cosas en el aire, sino TODAS las cosas en el aire, por no hablar de lo estúpido que me pareció ese resultado, no tiene sentido alguno que SPOILER Fred se beba la lejía y que Jenny y Linus mueran también. Habían estado constantemente tratando de escapar, especialmente Linus, el cual provocó numerosos castigos a todos por sus intentos de escape, pero, cuando tiene una oportunidad de irse, ¿no lo hace? ¿Dónde está el sentido? FIN DE SPOILER. Pese a todo me resultó entretenido en todo momento porque quería ver qué pasaría con los personajes, además de que seguía con la esperanza de que se explicase algo (pobre ilusa). Una de las cosas que más me molestó fueron las maneras en las que los personajes fueron secuestrados y llevados al búnker, no podían ser más inverosímiles y tontas, sobre todo la de Linus; si una persona aparentemente ciega me pidiera que metiera su maleta en una camioneta, sin conductor y, encima, me especifica que la ponga al fondo, es lógico que no la haré, las razones ni son necesarias explicarlas, ni por encima ni detalladamente.

“-Fred es invencible. Segundo, tú eres muy lista. Y tercero, yo soy muy bonito.
Se ha reído.
-Tú no eres bonito. Son las chicas las que son bonitas.
-¿Ah, sí? ¿Pues qué soy entonces?
-Muy feo. – Ha soltado una risilla.
-Gracias.
-Y además hueles muy mal.
-Ah, ¿y tú no?”

Linus Weels es un joven adolescente de 16 años, hijo de un hombre tremendamente rico, pero, ¿qué más da? Él vive en la calle y su padre no se ha percatado de ello peso a que Linus toca por ahí con su guitarra para pedir limosna. Un día, es secuestrado al tratar de hacer una buena obra, como el buen samaritano que es, su buena intención le llevará a quedar encerrado en un búnker que tiene 7 habitaciones, 7 platos, 7 tenedores…hm… qué raro, ¿por qué será? (es evidente, pero el autor nos lo pone como si fuera muy difícil para el protagonista comprenderlo). Poco a poco van llegando al búnker más personas, todos tendrán que aprender a convivir y tratar de escapar.

“-Eres canijo, igual que yo.
He sonreído.
-No soy canijo.
Se ha limpiado la nariz con la mano.
-Sí lo eres.
-Sí, vale… los canijos somos más fuertes de lo que parecemos, ¿verdad que sí? Tenemos el Canijopoder.”

De la novela podemos sacar algunos mensajes, unos que hacen reflexionar y otros que, bueno, al menos a mí me dejaron pensando “qué absurdez”. No hay demasiados personajes, el único en el que se profundiza es en Linus, y sencillamente porque es el protagonista, si no, estoy segura de que hubiera sido tan plano y carente de personalidad como el resto. Linus Weels es un chico cuya vida ha sido muy compleja, según transcurre la historia nos va relatando recuerdos y anécdotas, pero mientras más se avanza en la lectura, más irreal es, convirtiéndose sencillamente en un drama barato con la intención de transmitir lástima al lector. Hubo también un intento de insertar el bullying, pero no pegó y se notó demasiado forzado y poco creíble, preferiría que los autores no tocasen esos temas si no saben tratarlos. Linus en una parte del libro dice que su actitud había sido como la de un niño y, posteriormente, se dirigía a los lectores con algo así como “pero no olvidéis que soy un niño”, ¡qué manía tienen los autores de poner a los adolescentes como críos! Un adolescente es una persona que no es ni un niño ni un adulto, está en proceso de convertirse en lo segundo, por lo que la descripción que Linus se da a sí mismo no es precisamente la correcta al estar más cerca de ser un adulto que de un niño. Respecto al resto de personajes no tengo mucho que decir porque no sé cómo son, el autor no les proporcionó ningún tipo de personalidad, la única que más o menos tenía era Anja, una mujer caprichosa y egoísta, pero tampoco se le aportó demasiada profundidad, y eso que podría haber dado muchísimo juego. Y, sin lugar a dudas, la que menos tenía era Jenny, a la cual el autor la pintó como una niña adorable y valiente… ¿quién se cree eso? He visto multitud de niños a lo largo de mi vida, ninguno es así, son caprichosos y, seguramente, al encontrarse en esa situación montarían una pataleta o se pondrían a llorar y a decir “quiero ir con mami”, pero Jenny se lo tomó tan bien que me hace pensar que no sea humana. Me gustó que, cuando algún personaje escribía, tuviese faltas de ortografía, especialmente Jenny al ser la más pequeña, le aportó bastante credibilidad. Y por último pero no menos importante, la narración se me hizo muy pesada ya que al estar narrada por un adolescente la redacción no era muy buena,  no me ayudó a avanzar que fuese sencilla y que poseyera descripciones cortas, pero una de las cosas que más me sacó de quicio fue su tendencia a repetir continuamente las mismas anécdotas y los mismos recuerdos.

En conclusión, un libro que parece que será interesante por su sinopsis, pero que no resuelve ninguna cuestión, con un final irreal, sin intención de transmitir mensajes y, sobre todo, con personajes secundarios muy planos y con un protagonista que, aunque el autor pretende que sintamos lástima por él, acaba siendo poco creíble por ello.

 PUNTUACIÓN:
cooltext127352397493307